Colectivo Anticarcelario “Vuelo de Justicia”

Imagen
Reconociendo la necesidad e importancia de que exista un grupo confrontacional, de solidaridad y comunicación con nuestrxs compañerxs dentro de la prisión, es que surge el Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia, buscando dar una respuesta revolucionaria al sistema carcelario que muchas veces deja en la más completa indefensión a lxs compañerxs que llegan a parar a sus fauces. La prisión, y lo que ésta conlleva, se ha perpetuado históricamente como un arma represiva de quienes detentan el poder; y la sociedad carcelaria en la que vivimos, no sólo la ha validado con normalidad, sino que también la exige diariamente; como contrapartida a esto, vemos hoy en día carencia de constancia y dedicación al momento de apañar a lxs compañerxs presxs, si bien podemos reconocer el trabajo, la entrega, el apoyo solidario y, en definitiva, el aporte a la lucha anticarcelaria que han hecho determinadas individualidades y algunos colectivos, vemos con pesar que cuando la situación jurídica de lxs compañerxs cambia (de prisión preventiva a una condena, por ejemplo) los años y la cárcel, pareciesen sepultarlxs en el  olvido. Basta detenerse a mirar un poco para darse cuenta que lo anterior está a la vista: casos invisibilizados de compañerxs lamentablemente sobran.
 
¿Cuántas veces la consecuencia al momento de asumir una vida de lucha contra el sistema y su aparataje nos ha llevado a enfrentar la realidad carcelaria? ¿Cuántas veces no hemos escuchado críticas lapidarias con respecto a determinadas decisiones que toman compañeros y compañeras en Juicios y Procesos llevados en su contra? ¿No es acaso común seguir cuestionables estrategias políticas e incluso judiciales, que significan pan para hoy, hambre para mañana cuando nos toca enfrentar la tan temida estación de la cárcel, solo por ignorancia?
 
Creemos que la cárcel tiene que ser llevada colectivamente. Basta del apoyo circunstancial o urgente, limitado muchas veces al grupo de amigxs y/o familiares. No queremos una solidaridad mediocre, que se quede sólo en el panfleto, o que se manifieste cuando la prisión la vive alguien de nuestro entorno cercano
 
El contexto actual amerita que la cárcel no sea un lugar lúgubre destinado al confinamiento aislado de quién la vive y de sus familias, sino una mera estación posible en la vida de lxs revolucionarixs que debemos saber enfrentar todxs juntxs. Queremos instalar la certeza de que ante la posibilidad de pasar por allí, existe un grupo afín a la idea y práctica anticarcelaria que ha decidido levantarse desde las calles, asumiendo un compromiso serio y cotidiano con lxs compañerxs que se encuentran encerradxs, generando prácticas de solidaridad revolucionaria que nos permitan no sólo resistir la prisión sino también atacarla.
 
Por nuestra parte, sabemos que el tiempo es un obstáculo, como también lo son los muros y barrotes, pero creemos firmemente que la solidaridad, a través de cualquier acción, logra romper el aislamiento, significando a su vez, un abrazo o un grito de fuerza y resistencia para quiénes se encuentran en las cárceles. Pero no todo se traduce en lindas palabras, sabemos que muchas veces son lxs mismxs presxs, sus abogadxs, familiares y/o amigxs, lxs que potencian su propio aislamiento en un intento por evitar posibles vinculaciones mediáticas, políticas y/o represalias jurídicas, reafirmando la prisión, y el sentido de esta, quedando efectivamente aisladxs de un entorno crítico y solidario. A eso queremos apuntar también, pues comprendemos que la solidaridad es un acto recíproco de apoyo mutuo y retroalimentación, no así, de gestos caritativos ni asistencialistas que sólo pueden promover la victimización; ello, siempre teniendo en cuenta los resguardos necesarios, para no regalarse por un lado, ni para caer en la parálisis del temor, por el otro.
 
Basadxs en la idea de acercar y aterrizar la cárcel como una realidad latente, pretendemos ser un canal que coordine las acciones anticarcelarias desde cualquier forma, a través de la propaganda, visitas, encomiendas; buscamostambién ser un medio de comunicación efectivo, tanto dentro como fuera, permitiendo que se fortalezca la moral e integridad política de lxs compañerxs, y que logren sentir, como  se repite constantemente, que no están solxs.
 
El Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia, lleva este nombre en reconocimiento a la operación de rescate que realizó el Frente Patriótico Manuel Rodríguez un caluroso mediodía del 30 de Diciembre del año 1996 y que significó la fuga de 4 presxs desde la Cárcel de Alta Seguridad en un helicóptero ante la incredulidad de sus celadores. Vemos que en esta acción particular, como en tantas otras, la idea de luchar contra la prisión transforma las convicciones en práctica antagonista, y que los infranqueables muros carcelarios pueden no ser tan impenetrables como muchas veces pensamos. Ciertamente sacar a lxs compañerxs a la calle tiene que medirse dentro de nuestras propias posibilidades, no seremos ingenuxs, no pretendemos comparar acciones como la liberación de presxs con el apoyo moral que se le pueda brindar en una carta u encomienda/visita, incluso con una acción de propaganda en apoyo, pero, guardando las proporciones, vemos en cada una de estas acciones, la posibilidad de que lxs compañerxs dentro se logren evadir, y es eso exactamente lo que rescatamos, mantener intactos los irreductibles deseos de libertad de lxs compañerxs en prisión. Con la memoria viva y las motivaciones que empujan la lucha para destruir las cárceles, sabemos apreciar la historia y las convicciones que a través de los años no han muerto, para actuar directamente contra el sistema.
 
Deseamos establecernos como canal directo, y es por esto que lxs invitamos a contactarse mediante  nuestro correo electrónico para seguir ampliando las redes de solidaridad, por lo que recibiremos cualquier propuesta que abra las posibilidades a esto.
 
¡Hasta que el último muro caiga!
¡Solidaridad Activa con lxs presxs de la guerra social!
¡Fuego a las cárceles!
 
Es hora de actuar, en la cotidianeidad con nuestros afines, por la destrucción de la sociedad carcelaria y de cualquier intento social de reformar este asqueroso sistema demuerte. La solidaridad no debe jamás ser una consigna vacía, sino una acción cotidiana de enfrentamiento con el poder y un apoyo constante a l@sherman@ssecuestrad@s en esta guerra a muerte.”
Mauricio Morales Duarte.-
 
 
Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s